Región Cuyo


Como en el caso de Buenos Aires o el Litoral, la región cuyana señalará la gravitante presencia de la inmigración europea, aquí ligada a la industria vitivinícola de sus provincias; entre ellas se destacará especialmente Mendoza, tanto por su calidad de nudo vital de las comunicaciones con Chile como por haber alojado al campamento del Ejército de los Andes. El urbanismo y la arquitectura de Cuyo han dado cabal respuesta a las condiciones fijadas por el desierto y por el sismo, ya que sus principales ciudades están servidas por acequias y fueron destruidas por terremotos. Este último factor motivará una importante presencia arquitectónica moderna, especialmente visible en la reconstrucción de San Juan tras el sismo de 1944, empresa encarada por el gobierno del general Perón.