Villa Ocampo

Haga click sobre las imágenes para ampliar


Ubicación: Elortondo 1837, Beccar, San Isidro, Buenos Aires

Años: 1891; 1941 (remodelación interior); 2003-2008 (restauración)

Autor: Ing. Manuel Ocampo (proyecto)

Monumento Histórico Nacional (1997)


Esta aristocrática villa fue proyectada por Manuel Ocampo como residencia de veraneo para una amplia familia conformada por su padre, sus hermanas y su mujer Ramona Aguirre, con quien tuvo 5 hijas mujeres, entre ellas las escritoras Victoria y Silvina Ocampo. La casa es contemporánea al matrimonio entre Manuel y Ramona, quienes se conocieron en 1888 durante el entierro de Sarmiento, se casaron al año siguiente y en 1890 nació Victoria. En su origen eran 10 hectáreas sobre la barranca de San Isidro, que su tía abuela Francisca Ocampo cedió con el fin de edificar una villa estival. La zona era una de las favoritas por sus características paisajísticas, con deslindes que se fundían con el bucólico río, con acceso desde el antiguo Camino Real y estación ferroviaria en el Bajo. A la muerte de su padre en 1930, por disposición testamentaria de Francisca, la residencia fue heredada por Victoria y el terreno loteado entre sus hermanas. Victoria se había mudado ya a su célebre casa moderna en Barrio Parque, encargada San Isidro en 1928 a Alejandro Bustillo luego de descartar un proyecto vanguardista de Le Corbusier. Recién se trasladó a la casa familiar a inicios de 1940, momento en que encaró reformas que modernizaron la decoración del XIX –que incluye retratos de Prilidiano Pueyrredon de sus bisabuelos, Manuel de Ocampo y Clara Lozano–, pintando todo de color blanco e incorporando elementos vanguardistas como el tapiz de la Casa Myrbor, que reproduce un Picasso. El estilo de Villa Ocampo se inscribe dentro del Eclecticismo Historicista de la época, visible en el partido académico con mansarda superior, sótano y dos pisos intermedios con escalera de ingreso, hall interior de doble altura con claraboya que conecta los ámbitos públicos y privados, salón comedor y salas abiertas a una amplia galería. En los hastiales y mojinetes de las fachadas del jardín se combinan motivos ingleses escalonados y diseños anglo-normandos en madera. Villa Ocampo albergó huéspedes ilustres de todo el mundo, especialmente durante la época en que Victoria dirigió la revista Sur. Cuenta con retratos personales –como los de Pascal Dagnan-Bouveret – y la biblioteca de la escritora; a su muerte fue donada a la UNESCO.

Sergio López Martínez


Fotografías: Francisco Pignataro y Sergio López Martínez