Jardín Zoológico

Haga click sobre las imágenes para ampliar


Ubicación: Avenidas Las Heras, Sarmiento y del Libertador, Buenos Aires

Años: 1875 (inauguración); 1892-1894 (trazado y remodelación)

Autores: Eduardo Holmberg y Arq. Pierre Bouchet (trazado, dirección y reforma); Arq. Virgilio Cestari (templos hindúes)

Monumento Histórico Nacional (1997)


El paseo fue concebido en 1889 por el naturalista Eduardo Holmberg como un espacio recreativo integrado al Parque Tres de Febrero y al Jardín Botánico, con ingreso principal sobre Plaza Italia. El proyecto se define mediante la intersección de óvalos de diferentes amplitudes que estructuran las avenidas principales, encerrando en sus ámbitos interiores lagos con islotes conectados mediante puentes grutescos en los cruces de los senderos que conducen a las jaulas de los animales; los lagos principales son el Azara –con la isla de los monos–, el Darwin –con un propileo de ruinas bizantinas traídas en 1900– y el Burmeister, con la isla de los lémures. Una vegetación continua se concentra sobre el contorno del predio, mientras que sobre los caminos se disponen grupos localizados de árboles y claros abiertos en donde se ubican los distintos recintos. Los edificios de mayor porte se organizan sobre los extremos del terreno en torno a los dos óvalos principales que los engloban, despejando el centro mediante prados que rodean los espejos de agua; la distribución general va concentrándose en grupos sobre los laterales, o bien dispersándose hacia el centro geométrico del parque. El diseño de los pabellones combina variadas escalas, formas y estilos arquitectónicos que ambientan los países de origen de los animales, caracterizándose por sus formas recorribles en todo su perímetro. La recreación de edificios exóticos se inicia con el paisajismo romántico y con la clasificación científica de edificios, tratándolos como documentos arqueológicos e históricos. Se destacan la neogótica Casa de los Osos, de 1897; de 1901 datan el pabellón de los Grandes Felinos; el de los Loros, de estilo morisco; el de Búfalos y Cebras, de estilo árabe norafricano, y los templos hindúes de los Elefantes –proyectado en 1903 por Virgilio Cestari– y de los Cebúes –con relieves de los Guardianes del Templo atribuidos a Lucio Correa Morales–. Otros edificios relevantes son el Pabellón Egipcio o de los Monos; las Casas de los Ciervos; la Pagoda, de estilo rústico; la Jaula de los Cóndores, el antiguo pabellón de gallináceas y el Templo de Vesta.

Sergio López Martínez


Fotografías: AGN y Luis Picarelli