INGENIO “LA TRINIDAD”

Haga click sobre las imágenes para ampliar


Ubicación: Ruta provincial Nº 329, Chicligasta, Tucumán

Años: 1894 (chalet); 1913 (parque); 1918 (hospital); 1921 (viviendas)

Años: c. 1865 (primer ingenio); 1878 (fundación); 1880 (primera motorización del ingenio e iglesia); 1895 (CAT); c. 1935 (casas operarios solteros); c. 1940 (refinería y destilería) (CAT); c. 1935 (casas operarios solteros); c. 1940 (refinería y destilería)


El origen de este establecimiento se entronca con la historia de los Méndez, familia pionera de origen tucumano. Juan Manuel Méndez lo funda en 1878, conformando luego una sociedad con Juan Heller, que vende su parte a Santiago Salvatierra en 1888. En 1895 se incorpora como socio Ernesto Tornquist, quien luego la adquiere a través de la CAT (Compañía Azucarera Tucumana), dueña de la Refinería Argentina en el puerto de Rosario. En 1962 pasa a manos del Estado, conformando la compañía CONASA (Compañía Nacional Azucarera SA). Su ubicación en el estratégico departamento de Cruz Alta, cruzado por las principales líneas ferroviarias, le permitió irrigar sus cañaverales mediante un ramal del llamado canal El Alto. El corazón central del gran conjunto agroindustrial, estructurado a partir de un eje lineal que se desarrolla frente al esta-blecimiento por medio de un boulevard, está compuesto por el patio de ingreso, la administración y la fábrica, la destilería, y el canchón con sus grúas frente a los salones de los trapiches y fabricación, la usina, la casa del propietario, la sociedad musical y las viviendas de empleados jerárquicos, que corresponden mayormente a las instalaciones levantadas por la CAT. Una edificación ladrillera con galería, correspondiente al primer ingenio, se conserva frente al canchón y está actualmente destinada a carpintería, talleres y tornería. El gran chalet o casa patronal se in-serta en un amplio parque con ingre-so sobre el cerco circundante; es de estilo inglés y líneas pintoresquistas, organizadas en torno a una espigada torre sobre el frente posterior, aunque su tipología de residencia aislada entre jardines corresponde al modelo de villa italianizante. Elevada sobre un podio con escalinatas sobre los frentes principales, presenta una alta calidad constructiva y ornamental en sus detalles de ladrillo visto texturado de distintas tonalidades –hoy lamen-tablemente pintados, aspecto que distorsiona la vivacidad cromática de los mismos– y en la crestería de madera moldurada de las cubiertas inclinadas, originalmente resueltas con tejuelas de pizarra. La volumetría se completa con variedad de cuerpos salientes, terrazas, voladizos y galerías con columnillas y calados de madera.

Sergio López Martínez


Fotografías: Sergio López Martínez