ESTANCIA “SAN SIMÓN”

Haga click en las imágenes para ampliar


Ubicación: Estación Monsalvo, Maipú, Buenos Aires

Año: 1918

Autor: Arq. Georges Camus (proyecto)


Estas tierras fueron recibidas en herencia por Celina Piñeiro de Álzaga, quien a su vez las había obtenido de su padre Francisco Piñeiro. El imponente casco le fue encomendado al arquitecto suizo Georges Camus por el matrimonio de Félix de Álzaga y Ángela Unzué; este profesional estaba activo en la cercana Mar del Plata, exquisito balneario de la Belle Époque argentina que atesoraba un verdadero catálogo de lujosos chalets y residencias pintoresquistas, algunas de su autoría. Es justamente el pintoresquismo suizo-normando el estilo ecléctico elegido para ambientar “San Simón”, uno de los más espectaculares cascos de la provincia. A pesar de estar emplazado en una lomada frente a una laguna típicamente pampeana, su concepción se abstrae del medio local para recrear una ambientación cuyo reflejo se encuentra en las residencias europeas de veraneo situadas en ambientes naturales. El conjunto residencial se estructura en dos cuerpos conectados, uno mayor destinado a la residencia y otro menor que nuclea los servicios. El diseño es de concepción académica, como puede comprobarse en la composición geométrica que organiza las masas elementales del conjunto, con simetrías generales disimuladas por la presencia asimétrica de la torreta desplazada sobre la fachada del parque; el sentido pintoresco se obtiene mediante el empleo de cuerpos avanzados, del ensamble de cubiertas, de pan de bois simulados y de rústicos almohadillados. Los agudos faldones de los tejados apiramidados proyectados sobre las fachadas y la profusión de aleros con mojinetes decorados con ménsulas y travesaños de madera, resumen la habilidad de recursos formales de los que se vale esta corriente para conseguir diseños libres de osada morfología y fuerte sentido expresivo. Complementan los recursos formales ya mencionados la presencia de bay-windows y ventanales de madera maciza dispuestos en los entrepaños de los falsos entramados de madera. Una excelente calidad artesanal distingue a los espacios interiores principales, con chimeneas, cielorrasos artesonados y una espectacular escalera. El hermoso parque alberga la casa del mayordomo, de similar tratamiento arquitectónico, y un sinnúmero de construcciones productivas.