ESTACIÓN Y TALLERES REMEDIOS DE ESCALADA / FERROCLUB ARGENTINO

Haga click sobre las imágenes para ampliar


Ubicación: Avenida H. Yrigoyen y 29 de Septiembre, Lanús, Buenos Aires

Años: 1898-1899 (proyecto y piedra fundamental); 1900 (administración); 1902 (estación y talleres); 1909 (ampliación)

Autores: Arqs. Paul Bell Chambers y Louis Newbery Thomas (proyecto)


En 1898 Chambers y Thomas comenzaron a proyectar los talleres y la Colonia para Obreros. La piedra fundamental se colocó en 1899, habilitándose primero la estación y los talleres. En el conjunto se distinguen cinco variantes estilísticas relacionadas con la función. Los edificios industriales y administrativos son de ladrillo visto, como los de oficinas y almacenes. La estación y el chalet del jefe de Tracción (Yrigoyen 6330) son pintoresquistas, con falso pan de bois y alternancia de revoque y ladrillo. Sobre Ingenieros, las viviendas apareadas destinadas a los jefes responden a una tipología de una planta que se encuentra en la vía Temperley; son de estilo italianizante con rasgos británicos, visibles en bay windows y chimeneas. Una cuarta es la moder-nista de las casas de obreros y de la vivienda de Yrigoyen 5950. Por último, cabe mencionar los chalets californianos en Yrigoyen y en Malabia, construidos hacia 1950. Los edificios de la estación y la administración se hallan enfrentados y emplazados paralelamente al trazado de la cuádruple vía, con sus refugios y dársenas destinados al transporte diferenciado de cargas y pasajeros. De planta en forma de “U”, esta última presenta una torre central rematada con reloj, contrafuertes decorativos y una cartela con frontón, columnillas e inscripciones. La cubierta a dos aguas con chimeneas asimétricas se expresa lateralmente mediante agudos mojinetes ladrilleros, mientras que la portada, resuelta en sillería de granito gris, exhibe un pórtico jónico con pedestal y ménsu-las soportando una cornisa proyectada como alero. El pronunciado éntasis de las pilastras y la buscada desproporción de las ménsulas forma parte de un mesurado gusto por el Modernismo propio de los autores; sin embargo, predomina un lengua-je ladrillero que responde a la fusión entre arquitectura funcional y Pintoresquismo, tan propio de la escuela inglesa. Los pabellones laterales y la portería dan ingreso al corazón de los talleres, resueltos con sistemas de sheds de montaje en seco que proveen iluminación cenital y adecuada ventilación, solucionando así las grandes luces estructurales. Se destacan también los tanques de reserva de placas de hierro.

Adolfo Brodaric y Sergio López Martínez


Fotografías: Sergio López Martínez