Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas “Mariano Acosta ”

Haga click sobre las imágenes para ampliar


Ubicación: Urquiza 277, Moreno y 24 de Noviembre, Buenos Aires

Años: 1885-1887; 1889 (inauguración); 1904-1908 (ala Moreno)

Autores: Ing. Arq. Francisco Tamborino (proyecto); Guillermo Simonazzi y Hno. (empresa const.); Bado y Cia. (ala Moreno)

Monumento Histórico Nacional (1999)


Este establecimiento, creado para la formación de docentes en los niveles primario y secundario, fue diseñado por el arquitecto Francisco Tamburini dentro de los lineamientos del Academicismo italiano, corriente de la cual fue eximio maestro, como lo demuestran obras de la categoría de la Casa Rosada o de los teatros Colón y Rivera Indarte. Tras un jardín delantero y una fachada resuelta mediante un criterio compositivo simétrico, se desarrolla un planteo en dos niveles con un corredor central que en planta baja une la loggia y hall de acceso con el patio abierto posterior, y en el piso superior el aula magna –que luce un cielorraso pintado por Nazareno Orlandi– con el salón biblioteca. Se marca de este modo la ubicación jerarquizada de los distintos ambientes, que responde a criterios de orden y disciplina fundamentales en la educación de entonces. Las aulas se disponen alrededor de dos patios cubiertos de doble altura, con iluminación cenital y circulaciones perimetrales sostenidas por columnas de fundición. Con el fin de completar sus instalaciones, el cuerpo principal fue ampliado en varias ocasiones con pabellones ubicados hacia el fondo del terreno, respetando las características arquitectónicas originales: el primero alojó en el basamento la sala de dibujo, en el piso siguiente el taller de carpintería y en el último una amplia vivienda para el director del establecimiento, mientras que el segundo fue originalmente un gimnasio, utilizándose luego como salón de actos y música del Departamento de Aplicación (escuela primaria); este volumen se unió a mediados del siglo pasado con el edificio principal, también dentro del mismo lenguaje arquitectónico. En cambio, un agregado posterior sobre la calle Moreno fue lamentablemente diseñado sin el menor atisbo de contextualidad con la antigua construcción. Más allá de lo señalado, el edificio acaba de ser reciente y cuidadosamente restaurado.

Julio Cacciatore


Fotos: Walter Pagliardini