Palacio de Aguas Corrientes

Haga click sobre las imágenes para ampliar


Ubicación: Av. Córdoba 1950, Riobamba, Viamonte y Ayacucho, Buenos Aires

Años: 1886 (proy.); 1887-1894 (const.)

Autores: Arq. Olaf Boye e Ing. Carlos A. B. Nyströmer (proyecto); Bateman, Parsons & Bateman (construcción); Marcinelle & Couillet (estructura depósito)

Monumento Histórico Nacional (1989)


El gran depósito “Ingeniero Guillermo Villanueva” –más conocido como Palacio de Aguas Corrientes– es un notable ejemplo de la arquitectura utilitaria de fines del XIX, que se debate entre la fuerte impronta ecléctica de sus fachadas y el funcionalismo de su estructura interior. Aunque levantado para almacenar y distribuir agua potable a gran parte de la ciudad, según los cánones estéticos de la época esta función no debía exhibirse exteriormente, por lo que se “vistió” al edificio con un ropaje de muy libre inspiración académica francesa –ejes de simetría en las fachadas, volúmenes más altos en el centro y en las esquinas y mansardas– y una exuberante originalidad ornamental, compuesta por ladrillos esmaltados y piezas cerámicas de la Royal Doulton y Burmantofts Co. La estructura está formada por columnas, vigas y cabriadas metálicas que soportan 12 grandes tanques con capacidad para 72 millones de litros.

Fermín Labaqui


Fotografías: Sergio López Martínez